Looping the loop

  

La vuelta del bucle podría llamarse al más sorprendente ejercicio de ciclismo que se haya visto hasta hoy. El artista que ejecuta la vuelta del bucle en el teatro Olimpia, es americano y se llama Vanderwort.
El corredor describe no un círculo sino una espiral, es decir, que en vez de ir en línea recta, debe desviarse constantemente para un mismo lado, lo que aumenta las dificultades.

   
 

  
El trayecto consta de tres partes. En el punto de partida, el acróbata, con los pies sobre los estribos que reemplazan los pedales, se deja ir derecho por la pendiente, siguiendo la línea recta que señala el medio de la trayectoria, que es sólo de un metro de anchura. Al llegar al bucle ha adquirido toda la velocidad; en este punto se ensancha bruscamente la vía.

A medida que sube se va retardando la velocidad, y apenas pasa del punto culminante con la cabeza hacia abajo, como lo muestra la lámina, parece que se detuviera.
Pero entonces, y esta es la tercera etapa, entra en el terrible descenso; parece que se fuera á pique; esto es lo más bonito del espectáculo.
Será perfecta la salida del bucle si el corredor tiene espacio suficiente para ir retardando la carrera, pues sale con una velocidad de más de 80 kilómetros por hora. Esta última parte de su ejercicio no es menos interesante.
La longitud de la pista es de 100 metros; la parte necesaria para tomar aliento, es decir, el plano inclinado para entrar en el bucle es de 35 metros. El diámetro vertical del bucle mide 10 metros. Peso total del aparato 5.000 kilos; la sola bicicleta, dotada de cauchos llenos, pesa por lo menos 31 kilos.
Matemáticamente se prueba que el truc de esta suerte consiste sólo en la destreza del artista, su sangre fría y su audacia.

* Este artículo apareció en el primer número de la revista Lectura y Arte en julio de 1903. Dicha publicación la dirigían entre otros Francisco Antonio Cano y Marco Tobón Mejía. Sin duda Vanderwort, a quien se le llama artista, es un pionero de los deportes extremos. La lámina que acompaña el texto fue tomada del periódico parisino L'Ilustration.