ENTREVISTA CON JORGE FRANCO RAMOS



Jorge Franco Ramos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

    
Lo más corriente sería encabezar esta entrevista con un... "Antes de que pudiera abrir la boca, Jorge Franco llama al mesero, a quien se ve que conoce de tiempo atrás, y le pide la carta. Me pregunto si tiene prisa y si entonces tendré que apurar la entrevista. Después de hacer los pedidos, el escritor hace un guiño y me dice en voz baja: «No te preocupes, tardarán más de una hora en servir»".

En caso de que la cita fuera en su casa, el encabezado bien podría ir por aquí... "Dos perros enormes miran al intruso con reticencia. Mientras tanto, una mujer grita desde adentro: «El joven no se encuentra, vuelva más tarde»... al momento sale Jorge Franco, me hace un guiño, y dice: «No te preocupes, todavía me cuidan como si fuera un chiquillo»".

La verdad es que en esta entrevista no hubo grabadoras ni encuentros aplazados por quinta vez, ni siquiera hubo que adentrarse en el "espíritu" del entrevistado para decir una palabras trascendentes. Esta entrevista fue realizada por correo electrónico y no sabemos si Jorge Franco la respondió en computador prestado o en pantuflas. La única certeza es que lo hizo con entusiasmo y naturalidad, (compruébelo).

Las preguntas fueron redactadas de la entre los ofidios de Rabodeají, de donde se escogió lo menos rebuscado.

Aquí van las respuestas. Se las puse debajo de las preguntas. Como podrán ver, me excedí en algunas. Pueden recortarlas, suprimirlas, cambiarlas por unas que ustedes se inventen, en fin... Les agradezco que me hayan tenido en cuenta para su revista, les deseo suerte y pueden contar conmigo para lo que necesiten.
Un abrazo,
Jorge.
 

1. Bueno, lo primero sería hablar un poco del premio que recibiste recientemente en Gijón y de la acogida que ha tenido Rosario tijeras en Europa.

Lo del premio fue muy emocionante, sobre todo, después de haber participado en la Semana Negra de Gijón, un evento muy querido por los españoles. Allí uno se encuentra con escritores, editores, periodistas culturales, agentes literarios, pintores, actores; es toda una fiesta que se la hace a la literatura, donde además del tema literario, hay conciertos, exposiciones, comidas, trago... hasta una ciudad de hierro tienen allí. El premio lo otorgó un jurado de escritores, y como no tiene dotación económica lo hace libre de toda sospecha, pero con la emotividad y el calor humano que recibí fue suficiente.
El libro ha sido muy bien recibido por los lectores y la crítica española. Lo han reseñado en los medios de comunicación y creo que el premio Hammett le dará mucho impulso. Para mí fue toda una sorpresa que se interesaran por la novela fuera de Colombia. Por el tono y el lenguaje, pensé que el libro no saldría de Medellín, sin embargo, ya está editado en los países del Cono Sur, en España, y a finales del año saldrá en México y Centroamérica. Me sorprendí aún más cuando comenzaron a proponer las traducciones, la primera de ellas al griego. También están en proceso traducciones al francés, portugués e italiano.

 
2. Contanos un poco de la historia de Rosario Tijeras como libro, es decir el proceso de escritura, las correcciones, la publicación, el boom…

La historia tuvo su primer latido cuando leí una tesis de la facultad de Psicología de la Universidad de Antioquia, que trataba el tema de la religiosidad y el sicariato. Allí encontré unos testimonios conmovedores de unas niñas metidas en pandillas de sicarios, y algunas de ellas ya cargaban varios muertos encima. En ese momento creí que ahí había una historia para contar. Comencé a investigar, a buscar todo lo que hubiera sobre el tema, pero el dilema era cómo contar una historia de ficción, cuando nuestra realidad y la de estos muchachos, es tan absurda e inverosímil que parece ella misma una historia de ficción. Entonces decidí no basar el personaje en ningún testimonio en particular, sino que comencé a darle vida a un personaje literario con una historia propia. También eché mano de la historia de amor, y del mundo femenino, que ya había trabajado en mis libros anteriores. Todo el proceso de escritura me tomó alrededor de dos años. Corrijo bastante, dejo los textos en reposo durante mucho tiempo y después vuelvo a ellos sin apasionamiento y con mucho rigor. A la única persona que le muestro mis textos durante el proceso de escritura es al escritor Jaime Echeverri; con él miramos los escritos, palabra por palabra, con una implacable lupa. Obviamente, todo dentro de las limitaciones que tengo como un escritor que apenas comienza.
El boom es algo que he tratado de tomar con mucha calma. Puede convertirse en un arma de doble filo. Por un lado es muy gratificante, y por otro, implica un compromiso enorme. Pero de todas maneras me alegra que todo esto esté sucediendo.
 

3. Rosario tijeras hace parte, junto con Ganzúa, La virgen de los sicarios, No nacimos pa'semilla y otras, de lo que alguien llamara la "sicaresca antioqueña", ¿leíste alguna de estas obras? ¿Crees que el tema se ha gastado un poco y que ya cansa la "nevera pa' la cucha"?

No, creo que los temas no se gastan, lo que puede cansar un poco es la forma de tratarlos. Creo, por el contrario, que la problemática relacionada con el narcotráfico apenas está comenzado a dar la primeras muestras de manifestación artística. Todavía hay mucho por decir. Todavía, por ejemplo, no se ha escrito la GRAN novela sobre el narcotráfico. Es un mundo lleno de mitos donde hay mucho por esculcar. Durante el proceso de investigación para "Rosario Tijeras" leí todas las obras que citan en la pregunta. Algunas me aportaron mucho.
 

4. Luego de haber empezado escribiendo cuentos (Maldito amor), cómo fue la experiencia de pasar a la novela?

"Mala noche" fue mi primera novela. Llevaba como ocho años escribiendo cuentos y un día quise saber cómo se contaba una historia larga. Me gustó la experiencia, se tiene más libertad para moverse, pero al mismo tiempo hay que tener cuidado de no perderse, hay que tener más control sobre los personajes y la historia. Y hay algo que se me hace muy difícil: mantener la concentración en una historia durante los meses o los años que se tarde en escribirla. Creo que la disciplina nada tiene que ver con el género pero sí con el resultado.

 
5. Estudiaste en Londres algo relacionado con dirección y realización cinematográfica, ¿Se encuentra algo de ese lenguaje en tus libros? ¿Esa también es una posibilidad en tu escritura? ¿Existe algún proyecto para que Rosario pase de las páginas a las pantallas?

Creo que tengo tanta influencia de la literatura como del cine. No sólo por los estudios que hice, sino por pertenecer a una generación levantada por los medios audiovisuales. Pero respecto a mi formación cinematográfica, creo que hay mucho de ella en la narración visual de mis textos, en la disposición de los diálogos, en la vertiginosidad del relato.
He recibido algunas propuestas para llevar "Rosario" al cine. Todas ellas por fuera de Colombia. En la actualidad, estoy trabajando un guión, junto con otras personas, para presentarlo a quien se puede interesar. Quisiera participar en esa etapa de la producción para tratar de garantizarle la esencia a la historia. Tuve una mala experiencia con una programadora que quiso llevarla a la T.V. y se tomó muy en serio lo de la violencia y terminó masacrando la historia.

6. ¿Qué sucede en un escritor y en el desarrollo de su oficio cuando se pasa en poco tiempo de escribir para un público reducido a ser el autor de "los más vendidos" ?

Siento que pasa mucho y no pasa nada. Me motiva mucho el reconocimiento, pero no me cabe ninguna duda de que el camino es largo y todavía hay mucho por aprender. "Rosario Tijeras" no es una obra de llegada, es implemente el punto de partida, pero tengo que admitir que he salido con impulso gracias al reconocimiento. Sin embargo, algunas veces cuando me pongo a escribir, siento unos gallinazos volando en círculo sobre mi cabeza.

 
7. Bueno ahora las primicias, ¿qué está haciendo Jorge Franco ahora? ¿Hay algún libro en camino?

Ahora estoy metido en dos proyectos literarios, aparte del guión. Uno es un cuento infantil sobre la vida de Gabo para una colección argentina. El otro proyecto es una novela, que esta vez nada tiene que ver con narcotráfico, pero que conserva algunos elementos ya utilizados en "Rosario", que los uso de nuevo porque siento que tienen que ver más con mi estilo que con el tema.
Creo que los lectores encontrarán otra historia con un ritmo vertiginoso, con diálogos contundentes, y el amor como hilo conductor de la trama.

 
8.
Por último, sería bueno que nos dieras una recomendación como lector.. Un autor y un libro, o más si querés.

Tendría que recomendar casi todos los libros que me he leído. Prefiero recomendar autores, a Faulkner, por ejemplo; a Onetti, a Borges, a Virgina Woolf, a Lawrence Durrell y su "Cuarteto de Alejandría", a Javier Marías, a
Germán Espinosa, a Fernando Vallejo, en fin, lo que hay es literatura buena para leer. Ah, y les recomiendo mi próxima novela, que aunque todavía no tiene título, seguramente pondrán en la carátula: "...del autor de Rosario Tijeras".