SHV NEWS. Santiago de Chile
 
Esta prestigiosa agencia de noticias, preocupada siempre por los temas importantes del mundo, ha querido preguntarse por una de esas cosas cotidianas, a primera vista poco relevante, pero que dentro de la situación actual de nuestro continente, nos atañe a todos con gran compromiso: ¿Qué significa ese evento que realizan los jugadores de fútbol cuando llegan a un país en calidad de visitantes, llamado comúnmente Reconocimiento del Campo?

ilustración [ César Franco ]
 
Nuestra primera reflexión al respecto empieza por cuestionar la palabra "reconocimiento", que en cualquier español, así sea mal hablado, quiere decir "volver a conocer". Así que si ya lo conocían, ¿para que diantre lo quieren volver a conocer? Segundo, partiendo entonces de que la palabra está mal utilizada y que realmente la expresión debería ser conocimiento del campo, nos hemos preguntado por la inutilidad de semejante acto.
ilustración [ Catalina Gallo ]
Todos los campos de fútbol (comúnmente llamados canchas y no campos) son iguales en un 98,35%. No es que hayan campos de fútbol (o canchas) redondos, triangulares o elipsoidales, no; todos son rectangulares y con unas medidas más o menos estándares. Tampoco las hay de tierra, de cemento o de arenilla, que podría pasar por ejemplo en el tenis, no, acá todas son de grama, manga o pasto, que para el efecto son la misma cosa. Además, los camerinos siempre quedan en el mismo sitio y el público siempre se sienta en las llamadas graderías o tribunas, que por lo general se hallan también en el mismo lugar. Si se trata de conocer el campo, mas práctico sería un plano con indicaciones de USTED ESTA AQUÍ y con colores que remitan a cada uno de los lugares.
 
Ahora, si se insiste que en esencia reconocer el campo es importante para el buen desempeño de un equipo en un estadio visitante, basta con mirar la inutilidad de lo que hacen técnico y jugadores en esta visita: salen como alelados a caminar en cualquier dirección, con las manos atrás y mirando al piso, como diciendo: "mirá qué distinto es este pasto al del estadio de San Pablo" (por decir cualquier cosa), y después sacan cinco o seis balones y se ponen a jugar mosquita cosa que se podría hacer en cualquier otra parcela del mundo; pero no, tiene que ser en el propio estadio, y para el efecto hacen prender las luces y abrir los camerinos. Esto sin mencionar el transporte hasta el estadio, cuando se exponen a que los hinchas del equipo contrario los agarren a piedra, lo cual a su vez los obliga a contratar seguridad y dos motos de policías para detener el tránsito, como si el estadio lo fueran a quitar de su sitio en los minutos siguientes... En fin, montan una tremenda parafernalia para realizar el acto mas inútil de los últimos tiempos.
 

ilustración [ Lina Bustamante ]

Por este motivo llamamos a la reflexión y proponemos una solución práctica, ya que el Internet esta en todas partes y es de fácil acceso: que la FIFA tenga actualizada una página web con fotos de todos los estadios del mundo y así cada equipo, antes de ir a sus partidos de visitante, busca en www.camposdefutbol.com (así habría de llamarse), imprime las respectivas panorámicas y especificaciones, y se ahorran un montón de plata que pueden dedicar, digamos, a obras benéficas.
Otra solución es que a medida que los jugadores conocen una cancha específica (caso por ejemplo de las eliminatorias mundialistas, donde se juegan varios partidos en los mismos estadios), se les entregué una especie de sello o certificado de visita anterior, de manera que apenas el entrenador diga: "Vamos a hacer reconocimiento del campo", el jugador pueda responder: "yo ya tengo mi certificado" (esto podría funcionar incluso con un carnet que se guarde en la billetera).
Hasta ahora, ninguna medida se ha tomado al respecto de tan entrañable acto de fanfarronería, de modo que si usted o los suyos tiene algo que opinar o decir, para impugnar o defender, lo invitamos a integrar la campaña de www.atisvepalfrente.com, un asunto que a todos compete.
 
Santiago Henao, corresponsal el Santiago, de Chile.

 
ArtesCocinolCrónicaCuentoDeportesEditorialEntrevistaEróticaLibros
OpiniónPoesíaPortadas Célebres
HomeMapaContacto
 

Rabodeaji.com 2001 ®
Todos los Derechos Reservados